Dr. Aurelio Barboza | Especialista en cirugía digestiva, bariátrica y oncológica

La diabetes es una enfermedad crónica, progresiva y con muchas complicaciones: el 67% de los diabéticos son hipertensos, el 30% tienen problemas en la visión, el 45% tiene algún grado de daño renal. Además, más del 60% de las amputaciones de miembros inferiores no traumáticas son por diabetes. Igualmente, la mortalidad de los diabéticos es el doble que la de la población que no sufre de esta enfermedad.

Cuando se diagnostica de diabetes a un paciente, este ya ha tenido, sin saber, de 5 a 10 años de enfermedad y ha perdido el 50% de la función pancreática.

En el Perú, el 8% de la población es diabética (2 millones y medio) y la mitad no lo sabe.

La prediabetes, como su nombre lo indica, es un estado previo a la diabetes, con una prevalencia mundial de 15 a 25% y con una posibilidad de 3 a 10 veces mayor de desarrollar diabetes en los siguientes 5 años. Es por ello que es muy importante la prevención y la evaluación médica anual. Desafortunadamente la tasa de éxito con el tratamiento convencional es de solo 7 a 10%.

Actualmente, las publicaciones médicas sustentan el manejo quirúrgico de la diabetes en pacientes con sobrepeso y obesidad leve, con índices de resolución de la enfermedad de 82% y de 90% respectivamente, con varios años de seguimiento. Estos hallazgos se demostraron en pacientes a los que se les realizo un bypass de la primera porción intestinal, produciendo una liberación de hormonas que aumentan la producción de insulina del páncreas, lo cual lleva a que la diabetes remita o mejore.

Todos los estudios publicados a la fecha, coinciden en que los pacientes que más se benefician son aquellos que reciben antidiabéticos orales y con pocos años de enfermedad porque, son, quienes tienen mayor reserva de producción de insulina en el páncreas, teniendo la resolución de manera casi inmediata y completa.

Es por ello que la primera Conferencia de Diabetes en Roma (2007) y la segunda en el 2016 (publicado en la revista DIABETES CARE americana) sugiere que se debe considerar el tratamiento quirúrgico como una alternativa en el tratamiento de la diabetes en pacientes con sobrepeso y obesidad leve (IMC por encima de 30), que no tengan un tratamiento médico con resultados óptimo.

El procedimiento quirúrgico que venimos realizando para el control de la diabetes es el bypass gástrico, cirugía que realizamos por vía LAPAROSCOPICA, la cual consiste en reducir el volumen del estómago y “saltar” la primera porción intestinal.

Los criterios que recomendamos para la selección de pacientes son:

  • Edad entre 18 a 65 años
  • Con diagnóstico de diabetes tipo 2.
  • Pacientes con sobrepeso u obesidad leve.
  • Presencia de reserva pancreática.
  • Idealmente menos de 10 años a partir del diagnóstico de diabetes
  • Pacientes que se tratan con antidiabéticos orales o con menos de 5 años de uso de insulina.

La diabetes es considerada, junto con la obesidad, la pandemia del siglo XXI, pero existe ahora la alternativa del tratamiento quirúrgico para el control efectivo de ambas enfermedades, en casos seleccionados, con respaldo de la literatura y de la comunidad científica internacional.

Sociedades Médicas

Miembro de importantes sociedades médicas nacionales e internacionales